Impedir malos olores en la fregadera

Cuando los usuarios se encuentran con problemas en las redes de agua, a veces pueden realizar los trabajos ellos mismos, ahorrando dinero y aprendiendo algo más de sus propias instalaciones. Si desea saber cómo impedir malos olores en la fregadera, obtendrá consejos por parte de profesionales de las redes de agua... asesoramiento que no implica la utilización de ningún producto agresivo ni peligroso. Las instalaciones y las personas están a salvo mediante la utilización de métodos caseros con los que se evitarán los olores desagradables, atranques y otras incidencias que frecuentemente afectan a las redes.

El consejo más importante para evitar olores en las redes, es no echar producto sólidos por las cañerías. Por el sumidero nunca debe caer aceite, ni residuos de alimentos, ni trozos de plástico u otros materiales no biodegradables. De lo contrario, los atascos y malos olores estarán presentes. Cuando los usuarios ya se hallan ante la incidencia y desean que desaparezca, puede optarse por el método de los posos de café como uno de los más naturales. En este caso, hay que colocar posos de café en el sumidero, para que cada vez que caiga el agua, parte de los residuos vayan a caer por el desagüe, lo que favorece la limpieza de las tuberías y la ausencia de hedores.

Es un método natural y que puede dar sorprendentes resultados, aunque en ocasiones se necesitan acciones algo más complicadas, como por ejemplo la mezcla casera entre agua, sal, levadura química y vinagre. Primero se realiza la efervescencia en el propio sumidero, echando, sobre él seco, medio vaso de polvo de levadura. Después habrá que dejar caer el vinagre, y tras la reacción, esperar unos 20 minutos y echar el agua caliente con sal. Se trata de un procedimiento que da resultado en gran parte de los casos, pero hay obstrucciones que deben ser retiradas con el agua a presión de los equipos especializados.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE