Desatranques con agua a presión

Entre los métodos más apropiados para lograr desatranques efectivos, se encuentra el agua a presión. Son muchas las ventajas de este elemento, que es tomado de los vehículos especiales que utilizan los grupos de desatrancos: los camiones cuba. A partir de la utilización de esta maquinaria, los operarios tienen rápido acceso a la resolución no solo de atascos, sino también de otros muchos problemas que afectan a las redes de agua. Con el agua a presión se logra la disolución instantánea de tapones en las cañerías... obstrucciones que tienen lugar por acumulaciones de comida, restos plásticos, residuos de detergentes...

Es además un método con el que no sufren las instalaciones, ofreciendo un perfecto estado una vez ha sido pasada el agua. Los lavados internos con presión se producen como uno de los pasos para desatrancar urgentemente, pero también se usa como prevención ante posibles atranques. Todo inquilino o propietario de local que quiera verse libre de problemas en sus redes de agua, ha de optar por un mantenimiento periódico por parte de profesionales.

Estos especialistas, antes de realizar los desatranques, llevan a cabo una inspección de tuberías con cámaras de visión interior y demás instrumental de última tecnología. Esta acción es a veces muy necesaria, pues se desconoce la localización de atasco, en ocasiones situado en zonas alejadas de las redes principales o de los sumideros.

Sin embargo, el agua a presión no solo tiene como fin desatrancar, sino también limpiar las instalaciones cuando ha habido incidencias como inundaciones. El lodo y los desperdicios que quedan pegados a los suelos y muros, deben ser limpiados para que el lugar recobre la normalidad. Para realizar las limpiezas en estos casos, se usa el agua a presión, que también ahorrará tiempo y dinero. Asimismo es un método que se utiliza en la limpieza de fosas sépticas y pozos de agua.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE